Mi décimo cien

El fin de semana empezaba movidito, sol y calor me hacían pensar en que me tocaría sufrir. La temperatura era a las 18 de la tarde 27 grados.
Ceno en la habitación del hotel y a dormir. El día siguiente prometía.
A las 7 de la mañana en pie, la primera sorpresa era el frio que hacía y la poca visibilidad desde la ventana de mi habitación. A las 9 30 nos habían reunido a todos los corredores para lo que sería una especie de diana a la francesa, la banda desafinada del pueblo con todos los corredores detrás nos llevó durante media hora por las calles de Millau despertando hasta los gatos. Era un sinfín de abuelos y abuelas en batín animando desde el balcón.
Diez de la mañana, pum!!! Disparo de salida, en ese momento ocurren dos cosas, una la gente sale como si de un 10 mil se tratara, la segunda seria a la postre la peor, empezaba a llover, mejor dicho, a diluviar!!!
Así durante 80 km, donde yo he intentado seguir un ritmo constante con unas subidas de 7 km con un desnivel positivo total de 1250 positivos.
Al final me ha salido un tiempo de 9 h 21 llegando el 54 de la general y remontando unas 100 posiciones de los flipeti que salen a morir.
Conclusión: He de estudiar francés ya que 100 km sin poder hablar ha sido lo peor!!!

Jordi Vázquez Abelló

1 comentario
  1. Sandra Espinoza Dice:

    Ánimo campeón ,tu tenacidad y constancia ,con mentalidad ganadora te llevarán a conquistar tus sueños .Felicitaciones por los logros .Tu puedes campeón !! ..Sólo tienes que creertelo !!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados con *